Programa para la prevención, diagnóstico y tratamiento precoz de las infecciones graves.

En los pacientes con infecciones graves, la rapidez en el inicio del tratamiento adecuado reduce la mortalidad y acelera la curación. El tiempo que transcurre hasta el inicio el tratamiento adecuado en estos pacientes depende del tiempo del diagnóstico clínico, toma de muestras, procesamiento de las mismas y aplicación de métodos microbiológicos para determinar el agente causal y poder así elegir un tratamiento adecuado. En este sentido, los métodos microbiológicos tradicionales pueden prolongarse en el tiempo y presentar baja sensibilidad en determinados síndromes, como las sepsis o la meningitis bacteriana. Por ello, la implementación de técnicas de diagnóstico moleculares rápidas nos permiten establecer un diagnóstico microbiológico en poco tiempo, y esto, junto a programas de optimización de antimicrobianos, ha demostrado mejorar el pronóstico de pacientes con infecciones graves.

En este programa se incluirán todos los pacientes adultos atendidos en cualquier centro del área sanitaria del hospital que sean diagnosticados de infección grave por cualquiera de los siguientes  síndromes:

  1. Neumonía grave
    1. Neumonía con puntuación CURB 65 ≥ 3
    2. Neumonía en pacientes con inmunosupresión grave (receptores de trasplante, cáncer, neutropenia, tratamientos biológicos)
    3. Neumonía asociada a ventilación mecánica.
  2. Sepsis/shock séptico
    1. Sepsis primaria (sin foco de infección conocido) y sepsis secundaria a cualquier foco de infección.
    2. Shock séptico primario (sin foco de infección conocido) y shock séptico secundario a cualquier foco de infección.
  3. Meningitis/meningoencefalitis
    1. Meningitis bacteriana aguda
    2. Meningo-encefalitis
  4. Infección necrosante de piel y partes blandas.
  5. Fiebre del viajero o del inmigrante.